El euríbor abarata las hipotecas en marzo pero la amenaza de subidas no desaparece

El euríbor abarata las hipotecas en marzo pero la amenaza de subidas no desaparece

El euríbor despedirá el mes de marzo en niveles muy similares a los del pasado mes de febrero, antes de que estallara la crisis del coronavirus

Aquellos hipotecados que deban revisar su hipoteca con el cierre del euríbor del mes de marzo notarán una sensible rebaja en la cuota de sus hipotecas. Sin embargo, las rebajas se acercan a su fin ya que, en los próximos meses, la remontada experimentada por el indicador en los últimos días podría traer la primera subida en las cuotas en cuatro años.

El indicador, que sirve de referencia a la inmensa mayoría de las hipotecas a tipo variable que se firman en España, despedirá el mes de marzo en niveles muy similares a los del pasado mes de febrero, antes de que estallara la crisis del coronavirus. A falta de tres sesiones para despedir el mes, la media mensual se sitúa en el -0,281%, un porcentaje muy similar al -0,288% de febrero y por debajo del -0,109% de hace un año, lo que garantiza una nueva rebaja en la cuota de las hipotecas.

El euríbor arrancó el mes de marzo cerca de mínimos históricos y cayó hasta el -0,368% tras la suspensión de las clases en la Comunidad de Madrid y en algunos puntos del País Vasco y después de que el mercado comenzara a descontar que el Gobierno acabaría decretando el estado de alarma para intentar detener la pandemia. El miedo se instaló en las bolsas de todo mundo y provocó la reacción también a la baja del euríbor.

La decisión sorpresa de la Reserva Federal (Fed) de rebajar los tipos de interés, y la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) pudiera seguir sus pasos en Europa, alimentó los mínimos del euríbor. Sin embargo, una vez que Christine Lagarde descartó dicha posibilidad, comenzó la remontada del indicador que ya se encuentra cerca de los niveles de hace un año. Este jueves, su cierre diario se situó en el -0,148%, lo que le permitiría arrancar abril en porcentajes similares a los de mayo de 2019. Aquel mes, el euríbor se despidió en el -0,135%.

Las rebajas se mantienen en marzo

Por ahora, sin embargo, aquellos que tengan que revisar su hipoteca con el cierre de marzo, experimentarán una rebaja en la cuota que deben abonar al banco. Así, por ejemplo, para una hipoteca de 150.000 euros, a 30 años y con un interés del 2%, la cuota pasará de 546 a 533 euros al mes, lo que se traduce en un ahorro anual de 156 euros. Para una hipoteca de 300.000 euros y las mismas condiciones, el ahorro anual será de 300 euros, unos 25 euros al mes.

La crisis del coronavirus no ha provocado por el momento ningún cambio inmediato en la oferta hipotecaria de las entidades financieras, aunque algunos intermediarios financieros aseguran que alguna no descarta subir los tipos para compensar la caída de ingresos que provocará la moratoria hipotecaria. Por el momento, sin embargo, ningún banco ha movido ficha al respecto.

Aquellos que deban revisar su hipoteca con el euríbor de marzo registrarán una rebaja en la cuota de su hipoteca

Además, la situación de crisis podría provocar una mayor apuesta por el tipo fijo por parte de los clientes, tal y como asegura Sergio Carbajal, responsable de Hipotecas de Rastreator. “El porcentaje de hipotecas a tipo fijo ha aumentado en los últimos meses ya que los tipos fijos de interés están muy bajos y la gente prefiere la certeza de refugiarse en el tipo fijo al variable. Por lo tanto, nos encontramos en un buen momento para revisar nuestra hipoteca y valorar así una forma para mejorar las condiciones de la misma, ya que tras la modificación de condiciones, el interés medio de los préstamos de hipotecas a tipo fijo puede disminuir hasta un punto”.

Más de cuatro años en negativo

El euríbor celebró el pasado mes de febrero cuatro años desde que entró en terreno negativo por primera vez en su historia, lo que ha permitido a miles de hipotecados ahorrarse un buen pellizco en la cuota de sus hipotecas. El principal indicador de las hipotecas variables en España se tiñó de rojo por primera vez en febrero de 2016, cuando despidió el mes en el -0,008%, y desde entonces no ha conseguido acercarse a terreno positivo.

Sin embargo, las previsiones en torno a la evolución futura del indicador —que podrían revisarse en las próximas semanas— hacían prever que este verano volverían las subidas en las cuotas de las hipotecas y la remontada de los últimos días del euríbor así parece confirmarlo. Eso sí, la futura subida de la cuota no parece que vaya a comprometer la economía de las familias, aunque no deja de ser una mala noticia para miles de familias, especialmente aquellas que, por culpa del coronavirus se han visto afectadas por un ERTE y podrían verse en la situación de tener que acogerse a una moratoria hipotecaria.

Una moratoria, no obstante, a la que no podrán acogerse todos los hipotecados que hayan perdido su trabajo ya que, son varios los requisitos necesarios para que la entidad financiera esté obligada a aceptar dicha moratoria.

¿Cuándo volverá a terreno positivo?

El coronavirus ha puesto patas arriba las previsiones económicas a nivel mundial y podría provocar cambios en la evolución futura del euríbor. Bankinter, por ejemplo, que no ha modificado aún sus previsiones respecto a este indicador, fija para este año un escenario central para el indicador en el -0,22%, si bien, considera que podría moverse entre un mínimo del -0,27% —lejos de los mínimos históricos de agosto— y un máximo del -0,17%.

Por su parte, dentro de un año, el escenario central que maneja la entidad naranja es de un -0,10%, con un escenario pesimista del -0,15% y uno optimista del -0,05%. Es decir, dentro de dos años, Bankinter aún sitúa el indicador ligeramente en negativo, si bien, sus previsiones podrían verse de nuevo modificadas por el impacto en la economía europea y mundial del Covid-19.

Históricamente, tal y como se puede apreciar en el gráfico inferior, hay una correlación entre la evolución de los tipos de interés y el euríbor, por lo que ante la ausencia de un cambio en la política monetaria del BCE nada apunta a que el euríbor pueda volver a hundirse a mínimos.

 

FUENTE: EL CONFIDENCIAL

IMAGEN  AGRADECIMIENTO