¿Por qué está cayendo la compra de vivienda?

¿Por qué está cayendo la compra de vivienda?

La compraventa de viviendas no levanta cabeza. En noviembre encadenó su cuarto mes consecutivo a la baja y descendió un 9,3% en tasa interanual, hasta las 38.680 unidades. Con este resultado, la venta de casas enfila su primera caída en un año natural desde 2013.

Entre enero y noviembre de 2019 se vendieron en España 466.318 viviendas, según los datos publicados ayer por el INE. Esto supone un 3,6% menos que en los once primeros meses de 2018, por lo que para superar los resultados de ese ejercicio la compraventa de viviendas debería registrar un diciembre récord, con casi 55.000 transacciones. En toda la serie histórica, nunca se han superado las 40.000 compraventas durante el último mes del año, por lo que todo apunta a que la compra de casas caerá en 2019 por primera vez en seis años.

En noviembre, la estadística de compraventas estuvo condicionada por el frenazo de los grandes mercados residenciales. La compra de casas se desplomó un 21% en la Comunidad de Madrid y en Canarias, retrocedió un 18,6% en País Vasco y descendió un 14,2% en Cataluña. Por contra, las operaciones crecieron en mercados como Extremadura (+7%), Aragón (+5,3%), Andalucía (+2,7%) y Murcia (1,2%).

Estos datos anticipan un giro de 180 grados en el mercado, tradicionalmente más volcado hacia las grandes ciudades. Las tasadoras llevan semanas advirtiendo de que, además de las compraventas, los precios están «tocando techo» en ciudades como Madrid y Barcelona. Según Tinsa, el precio de la vivienda se frenó en seco en la capital y empezó a caer en la Ciudad Condal durante el cuarto trimestre. En esta misma línea, Sociedad de Tasación ha previsto caídas de precios en 2020 en ciertos distritos de estas urbes.

Pero no solo las grandes ciudades dan síntomas de agotamiento. La compra de viviendas usadas, que levantó la estadística de compraventas durante los años de recuperación del sector, cayó un 10,5% en noviembre, hasta las 31.008 operaciones. Un descenso que ensanchó la caída acumulada a lo largo del 2019 hasta el 4,6%. Por el contrario, las viviendas nuevas parecen capear esta pequeña crisis: con 7.672 operaciones, en noviembre «solo» cedieron un 3,2% interanual, lo que les permite mantener un crecimiento del 0,8% en el acumulado del año.

Varios factores

¿A qué se deben estas caídas? Los portales inmobiliarios consideran que se están produciendo una amalgama de factores que están lastrando la compra de vivienda. Achacan la caída sobre todo a la entrada en vigor de la ley hipotecaria, que ha ampliado considerablemente los trámites para firmar un préstamo de este tipo. Pero también hacen referencia a otros fenómenos menos ligados con el sector inmobiliario.

«No podemos olvidar que la inestabilidad política que ha vivido el país los últimos meses también ha podido afectar a la confianza del ciudadano para comprar vivienda», explicó ayer el director de Estudios y Formación de Fotocasa, Ismael Kardoudi. El jefe de Estudios de Pisos.com, Ferran Font, apuntaba por su parte que la ralentización económica y el próximo Brexit están «afectando de manera clara al sector». Y el cofundador Idealista, Fernando Encinar, recordó que la caída de las ventas en Madrid y Cataluña va a hacer «prácticamente imposible que en 2019 se igualen las compraventas firmadas en el ejercicio anterior».

Pese a ello, en el sector también lanzan un mensaje de tranquilidad. Todos los portales inmobiliarios coinciden en que el mercado se está «estabilizando» tras años de fuerte subidas y que las compraventas volverán a tasas positivas… Siempre que exista calma política y regulatoria.

 

 

 

FUENTE: ABC