Impuesto a pagar por una herencia

Impuesto a pagar por una herencia

Desde que una persona fallece comienza el proceso de reparto de su herencia. Para poder disfrutar de los bienes recogidos en una herencia es necesario cumplir además con una serie de impuestos. La aceptación de una herencia supone una serie de trámites que variarán dependiendo de si existe testamento o no. Esto es lo que necesitas saber en torno a los impuestos a pagar si deseas heredar.

La importancia del testamento

Este documento simplifica mucho los pasos a dar para la aceptación de una herencia. El testamento es la declaración voluntaria y por escrito de las últimas voluntades de la persona fallecida. Es decir, el reparto de sus bienes hacia los familiares directos y personas elegidas por propia voluntad.

Cuando una persona fallece los herederos legales tienen que solicitar al notario la copia del testamento en el caso de que este existiera. A continuación, se realiza el inventario de bienes y deudas, ya que en el caso de que estas últimas sean superiores podrás rechazar la herencia.

En el caso de la aceptación de una herencia se procede a su liquidación y adjudicación. Es aquí donde entra en juego el pago de los impuestos.

Qué es el impuesto de sucesiones

Existen dos tipos de impuestos a pagar para la aceptación de una herencia. Estamos hablando de:

  • El impuesto de sucesiones de ámbito autonómico.
  • El impuesto de plusvalías de ámbito municipal.

El impuesto de sucesiones es una tributación que ha de pagar la persona que recibe una herencia. Se trata de un impuesto personal que se aplica en toda España y según las cuotas aplicadas en cada comunidad autónoma en la que el fallecido tuviese su domicilio. El impuesto de sucesiones además se aplica a toda clase de herencias con o sin testamento, estando los contribuyentes obligados a presentar su declaración tributaria en un plazo de 6 meses.

Un dato importante a conocer sobre este impuesto es que es progresivo. Es decir, que la carga tributaria se fija en base a tres criterios:

  1. El valor del bien heredado.
  2. La relación de parentesco con el fallecido.
  3. El patrimonio preexistente del heredero.

En qué consiste el impuesto de plusvalías

Este es otro impuesto que ha de ser pagado en el caso de aceptación de una herencia. Cuando una persona hereda un terreno o una casa esta deberá pagar el impuesto de plusvalías municipales en el ayuntamiento donde esté ubicado el bien inmueble. Esta controvertida tributación hace referencia al valor que año a año adquiere un bien de estas características. El aumento de este valor a la hora de heredarlo es lo que se sufraga mediante el impuesto de plusvalías.

Si no quieres tener que rechazar una herencia por falta de liquidez ponte en contacto con nosotros. Disponemos de préstamos específicos para la tramitación de herencias que te permitirán sufragar todos los gastos derivados de los citados impuestos. Todo ello, mediante un equipo especializado en materia legal y financiera que resolverá todas tus dudas.

 

 

 

 

Atribución autor imagen